Estoy fatal, gracias



Joana es una bruja con mucha suerte.
¡Todos sus deseos se están haciendo rea-lidad!
Acaba de conseguir el trabajo de sus sueños en su ciudad favorita, Londres. ¡Es perfecto!

Sin embargo, pronto verá que la realidad no es tan idílica. Encontrar piso es un calvario, el trabajo es estresante y está totalmente sola.Poco a poco, se irá haciendo su lugar, pero el cansancio, la tristeza y las dudas no la dejarán en paz... ¿Por qué? No tiene gran-des problemas, debería estar feliz...Joana descubrirá que, para cuidarse, debe conocerse... aunque duela.